El Comunero Hoy

Los Consejos de Trabajadores y el Socialismo

Los Consejos deTrabajadores y el Socialismo.

 

Lostrabajadores, tenemos un termómetro - guía para definir nuestra política en lalucha contra el capital: La Lucha de Clases y las condiciones en que esta se libra. Debemostener plena conciencia que en esta lucha contra el capital y la clase que lorepresenta, la burguesía, no es posible la conciliación de clase, porque losintereses de cada una, proletarios y burgueses, son irreconciliables.

Esla lucha contemporánea del trabajo contra el no trabajo; del explotado contrael explotador; del oprimido contra el opresor; de la búsqueda de la libertadhumana contra los elementos que la subyugan.

Enel capitalismo, somos los trabajadores los únicos con capacidad real de detenersu marcha depredadora, de liquidarlo para siempre y abrir el camino de la totalemancipación humana. Nuestra lucha bajo estas premisas, requieren deorganizaciones autónomas bajo el mando colectivo de la clase trabajadora.

Yaen el Manifiesto del Frente Socialista de los Trabajadores de la Energía, decíamos que, “La clase trabajadora, somos la clase por excelencia que en elcapitalismo tiene la real posibilidad de dirigir la revolución contra elcapital. La ruptura del trabajo con la relación que lo tiene atado alcapitalista, es el derrumbe definitivo de esta sociedad.

Los trabajadorestenemos un compromiso con la humanidad: Liberarla de todo tipo de cadena porquesomos precisamente nosotros, la clase que soporta las “cadenas más radicales”.Cargamos todos los sufrimientos de la sociedad capitalista, lo cual, nos colocahistóricamente en el papel liberador, puesto que al emanciparnos como clase,estaremos liberando a todos los humanos del riesgo de ser explotados yoprimidos.

Somos el sostén delcapitalismo, porque sobre nuestros esfuerzos diarios, mentales y manuales, selevanta la producción y la reproducción de las relaciones capitalistas. Lostrabajadores podemos vivir sin el burgués explotador, pero este no puede vivirsin la explotación de nuestra fuerza de trabajo. Somos la sangre y el nerviodel capital. El capital sin nosotros no existe.”

NuestrasOrganizaciones de Clase son Autónomas

 

Necesitamoscomo principio, que nuestras organizaciones de clase sean autónomas, para podercon cumplir nuestra tarea histórica, nos sirvan como medio de destrucción delas Relaciones Capitalistas de Producción, a la vez que nos sirven paraconstruir la sociedad socialista. Una tarea, no puede estar separada de la otra;a la par que desmontamos esta realidad que nos oprime, vamos montando lasociedad que nos libera. La visión de totalidad debe estar siempre presenteorientando nuestras reflexiones para deconstruir - construir, y nuestrasorganizaciones, tienen que responder a esta condición revolucionaria. Lafractura orgánica en el seno de los trabajadores, es promovida desde afuera porla burguesía junto a sus aliados, y desde adentro, por las capas privilegiadasde los trabajadores que se comportan como los capitalistas. La fractura entrelo económico y lo político, dándole preponderancia a lo político, es una línea paradistraernos de la tarea que tenemos los trabajadores de construir unasrelaciones sociales de producción distintas a las del capitalismo. Esa llamadaestrategia nos ha conducido a la implantación del Capitalismo de Estado, y aeso han pretendido llamarlo socialismo.

LosConsejos de Trabajadores, como organización de la clase que produce la riquezasocial, son una experiencia vivida por muchos trabajadores del mundo y handemostrado cumplir con esos requisitos que hemos señalado: Agrupan losintereses de todo el conjunto de trabajadores, pueden desarrollar su actividadcon autonomía; son instrumentos de lucha para todos los campos donde la clasetrabajadora realiza sus actividades, incluyendo la lucha política en todas susformas, pacíficas y no pacíficas (lucha contra el poder burgués y su Estado);son escuela para formar trabajadores capaces de construir unas nuevasrelaciones sociales de producción y desarrollar fuerzas productivas quereorienten la producción hacia el bienestar global de la humanidad; son escuelapara el ejercicio político directo de la clase, sin ningún tipo deintermediaciones; son instrumentos para el control directo del procesoproductivo por parte de los trabajadores; permiten superar la división que nosimpuso el capitalismo de trabajo manual – trabajo intelectual; son mecanismosbásicos para la creación de un nuevo poder (mejor un no poder) para darleorganicidad territorial a la nueva Venezuela que queremos.

 

Consejos de Trabajadores, Estado,Partidos y Sindicatos

 

Esnecesario que entre los trabajadores se abra una amplia discusión sobre LosConsejos Autónomos de los Trabajadores, donde se incluya el cotejo entre elloscon el Estado, el partido y los sindicatos entre otros. Vamos a estimular esadiscusión.

El Estado, siendo un instrumento de dominación de una clasesobre otra (s), tiene que ser borrado de la historia, si entendemos que lostrabajadores no podemos convertirnos en una clase dominante sobre nosotrosmismos, ya que eliminada la burguesía, todos los humanos pasaremos a sertrabajadores, nadie parasitará a otro. La Comuna de París dio una buena señal, desde elcomienzo puso en marcha una estructura política con las características de unNO ESTADO. "La Comuna--escribió Marx-- no sería unacorporación parlamentaria, sino una corporación de trabajo, ejecutiva ylegislativa al mismo tiempo".

La Comuna de París, fue un cuerpo de bases consejarias,operando con una propuesta Federativa para toda Francia, con lo cual se estabaaniquilando el Estado Centralista y Vertical que nos ha dejado el SistemaCapitalista. Un Consejo de Trabajadores para que sea base de la comuna tieneque ser un cuerpo que legisle, ejecute, evalúe y juzgue, es decir, ser embriónde un NO ESTADO, lo cual le indica que para su constitución debe ser autónomocon respecto al Estado burgués que aún palpita con mucha fuerza en nuestrarealidad. La iniciativa tiene que ser tomada por los trabajadores, y en ningúnmomento, ni por  ningún motivo, dejarsearrebatar la autonomía por parte del Estado que conserva las esencias delaparato estatal Capitalista. No permitir, por muy buenas intenciones que tengael Presidente Chávez y algunos dirigentes del proceso que vivimos, que losConsejos de Trabajadores sean un apéndice de las estructuras del Estado. Vamoslos trabajadores hacia la constitución de un Estado Consejario (Estado Comunal)

Larevolución socialista no es el resultado de buenas intenciones, es un procesoen el que tenemos que aprender negando lo existente y proponiendo sobre basesreales, los cambios de esencia no de apariencia, no trans (formando) de forma,sino trans (sustanciando) de sustancia, nos diría, el Dr. García Bacca. Con elEstado capitalista, en esto que dan por llamar proceso de transición delCapitalismo al Socialismo, donde con una mano somos Capitalistas y con la otraSocialistas, nos puede ocurrir, como ya ha ocurrido, (en la URSS y Europa Oriental) queel Capitalismo se engulla y Metabolice a lo que de Socialismo hayamos hecho, ynos resulte un Capitalismo de Estado.

SiLos Consejos de Trabajadores no son autónomos del Estado, al ocurrir esto,serán engullidos, metabolizados, y quedarán como falanges tan iguales como lasque tenían Hitler, Mussolini y Franco, o sólo servirán para darle un nombre a la República, como en la URSS, que significa Unión deRepúblicas Socialistas Soviéticas, con la ausencia de los soviets en el poder.

Dela misma manera, deben ser autónomos con relación a cualquier organización Partidista porque los Consejosde Trabajadores, son incluyentes, no discriminan a ningún grupo de trabajadores,y los Consejos tienen que tener capacidad de autodirigirse sin tener eltutelaje de cualquier dirigente proveniente de entes externos al Consejo comolo son los partidos políticos. Los fracasos que se le endilgan a los Consejosde Trabajadores, (URSS, Alemania, Italia, Polonia etc.) se deben en su mayorparte a la intervención del Estado o del Partido (s), los cuales  creyeron más en sus aparatos que en la accióndirecta de la clase trabajadora. En el caso del PSUV, la dirección tendrá queentender que hay muchos trabajadores que no militan en sus filas y podrían  formar parte de un Consejo de Trabajadores.

Hastael momento el PSUV, es un partido policlasista, sin que a su interior existauna influencia significativa de los trabajadores. Esto reclama aún más que elPSUV, impulse los Consejos de Trabajadores, sin tratar de asumir el control deestos. Haría un daño irreversible a la revolución socialista, como ya lodemostró el control que ejerció el Partido Comunista de la URSS sobre los soviets,(Consejos en lengua rusa) base inicial de la revolución y prácticamenteanulados a partir de los propios inicios de la revolución. La llamadavanguardia, sustituyó con su accionar, a este tipo de organización, a pesar deque Lenin en las “Tesis de Abril”, enarboló la consigna de “Todo el Poder a losSoviets”.

Sequedó en una simple consigna; más pudo el la burocracia con el poder delPartido y el Estado, que la vivacidad de los soviets, cuerpo y alma de la Revolución de Octubre. Asícomenzó la muerte de esta revolución que culminó de fallecer 70 años despuéscon el Glasnost. El poder de los trabajadores fue suplantado por el poder de laburocracia, enseñanza histórica que no podemos olvidar los trabajadores para notropezar varias veces con la misma piedra.

El sindicato, tiene otro punto de partida y otro papel que jugaren la historia. Es originado en la necesidad de crear un instrumentoorganizativo para luchar contra la sobreexplotación de los trabajadores por elcapital tras someterlo a largas e intensas jornadas de trabajo; por lograr queel capital no desvalorice al trabajo hasta los niveles más bajos, pagando míserossalarios; arrebatar reivindicaciones de tipo social (salud, educación,recreación etc.) que permitan relativamente unas mejores condiciones de vida;promover las luchas y huelgas para el logro de estas reivindicaciones.

Suhistoria se ha construido a través de estos objetivos y ha sido bastantedifícil convertirlo en un instrumento más radical, como lo es la lucha frontalpor derrumbar el capitalismo, es decir como un instrumento revolucionario delos trabajadores. Cuando los revolucionarios lo han intentado las fuerzasrepresivas del Estado y su aparato legal, lo han impedido. Su propia estructurade funcionamiento y operatividad, es un factor de freno al desarrollo de unsindicalismo que impulse el socialismo, a pesar de las buenas intenciones desus dirigentes. Tiene las enfermedades de todas las organizaciones que elcapitalismo les permite su existencia: La dirigencia se separa de lostrabajadores al momento de elegir sus Juntas Directivas; los trabajadores porcomodidad, se separan de las Juntas Directivas luego que las eligen; el patronohalaga a los principales dirigentes y cuando no puede hacerlo, busca la formade deshacerse de ellos, botándolos de sus puestos de trabajo, amparados en sucapacidad de pago o en las leyes que están hechas para proteger al capital ycuando ninguna de estos funciona, los elimina físicamente a través de losórganos represivos del Estado o por la vía del sicariato.

Pero,también la historia sindical está marcada por la audaz utilización que hanhecho los capitalistas de los sindicatos. En un primer momento, el sindicato seconvirtió en un enemigo para la burguesía que estaba acostumbrada a actuar asus anchas, sin oposición de ningún tipo. Sin embargo, en la medida que elcapitalismo se expandía y dejaba de ser nacional para irse a otras partes acaptar plusvalía, fue comprendiendo que era posible controlar y utilizar lossindicatos para contener la furia y las exigencias de los trabajadores. Noescatima esfuerzos para lograr sus objetivos. Para ello, se apoya en lospartidos políticos que representaban sus intereses de clase, en sindicalistasansiosos de obtener dineros fáciles, en los privilegios que da ser un dirigentesindical, en la apatía de los trabajadores y obviamente en los órganos quelegislan, de los cuales la burguesía obtiene leyes que hacen del sindicato, uninstrumento de negociaciones factibles para el capital.

Esalarmante como sindicatos de empresa, de ramas, Centrales regionales, nacionales,Confederaciones, Organizaciones Internacionales se doblegan ante el rey capitaly su cohorte de capitalistas. En las regulares crisis que se le presentan, sonjunto a los Estados y partidos burgueses, los principales instrumentos decontención de los trabajadores y voceros de las medidas anti – crisis, lascuales van todas a buscar el salvamento de la sociedad capitalista. Muchossindicatos, renacen de las cenizas para convertirse en la vida de las llamadasTri - partitas, donde el patrono, el Estado y el sindicato buscan sacarle las“tri –pas” a los trabajadores. Protegen la vigencia de las empresascapitalistas bajo el chantaje de que ellas son las que crean empleo. Argumentanque un aumento de salario o congelación de precios, ocasionan cierre de milesde empresas y con ello crean millones de desempleados.

Noes posible negar el valioso papel que han jugado los sindicatos para reducir laembestida del capital sobre los trabajadores, ni tampoco la honestidad quetienen muchos dirigentes sindicales, quienes por sus posiciones personales, seresisten a ser enredados por las estructuras burocráticas de los sindicatos. Elejercicio de la democracia en estas organizaciones, se hace prácticamenteimposible y por mucho esfuerzo que hagan estos dirigentes honestos, puede másel verticalismo y la poca participación continua de los trabajadores. Lossindicatos van a tener que establecer vínculos con los trabajadores a través deorganizaciones que nos den relaciones más directas entre nosotros como losConsejos de Trabajadores. La democracia en estos últimos es más expedita, esnecesaria, es inmediata.

Enel proceso que vivimos, de hacer el socialismo subsistiendo con las relacionescapitalistas, el sindicato tiene todavía un papel importante que jugar, perosiempre que sus dirigentes entiendan, que los Consejos de Trabajadores son lasauténticas organizaciones revolucionarias de la clase. Las condiciones deautonomía de los Consejos, también debe ser respetada por los sindicatos y susacciones a tomar en los casos de conflictos con el patrono, las propuestas, debensalir de los Consejos de Trabajadores que son el sostén de los sindicatos. Estopermitiría que el control de las negociaciones y sus decisiones, salgan delseno de los trabajadores y no de las manipulaciones de los patronos enconnivencia con los directivos de los sindicatos. Es el camino para liberar alas organizaciones sindicales del tutelaje de los capitalistas.

Elsindicato puede tener en los Consejos de Trabajadores el principal apoyo en lalucha contra el burocratismo y así los dirigentes sindicales con posicionesrealmente clasistas, dejan de estar atados a los conclaves burocráticos que sonlas Juntas Directivas sindicales.

Elgobierno revolucionario, los militantes revolucionarios del PSUV y lossindicalistas con conciencia revolucionaria, tenemos que entender la condiciónrevolucionaria de los Consejos de Trabajadores y convertirnos en losprincipales impulsores de este tipo de organización, la cual como insistimos,deben ser autónomos, para que sean instrumentos controlados por los propiostrabajadores y arma orgánica del trabajo en la lucha contra el capitalismo ypor la construcción de la sociedad socialista.

 

Tareas de los Consejos de Trabajadores

 

Porlo que nos ha señalado la experiencia de los Consejos, pudiéramos repetir conlos teóricos consejistas, que la lucha revolucionaria de Los Consejos deTrabajadores tienen tres momentos indivisibles: 1.- Luchar por la Conquistadel Poder Político. 2.- Luchar por la Construcción de la Sociedad Socialista. 3.- Luchar por crear las bases de la Sociedad Comunal.

1.- Luchar por la Conquista del Poder.

Lostrabajadores en su proceso de constitución de los Consejos, tenemos que tenerconciencia como clase, que como paso de liberación del yugo capitalista,debemos asumir el control del poder político, para sustituir el Estado Burguésy anular la capacidad de maniobra de la burguesía. Esto nos lleva a llevar aelevar nuestro nivel de conciencia de clase, teniendo nuestra organizaciónConsejaria como el instrumento de nuestra formación e irle dando ese perfil deNO ESTADO al poder que vamos constituyendo. Tenemos que dotarnos delconocimiento científico suficiente para llevar a cabo esta compleja tarea, dedesarrollar instrumentos políticos que le cierren todas las puertas a laposibilidad del reaparecimiento de las relaciones capitalistas y sus mecanismosde reproducción. Por un periodo de tiempo, los Consejos de Trabajadores, tieneque someter a su dominio a la burguesía y a cualquier intento, por la vía delEstado u otras, políticas que reproduzcan las relaciones capitalistas. Impedirque con los recursos del Estado, la burguesía se reorganice valiéndose detrampas y actos de corrupción a las que está acostumbrada realizar.

Estolleva a mucho estudio por parte de los trabajadores. Meterle la lupa a laexperiencia fallida del proceso de construcción socialista de la URSS, revisar sus causas, susconsecuencias e implementar medidas revolucionarias que no dejen repetir loocurrido allí y que puede estar ocurriendo en nuestra revolución en Venezuela yen países como China, Vietnam etc.   

Alinterior de los Consejos de Trabajadores, estar muy atentos a sudesenvolvimiento que nos lleven a descubrir rasgos de burocratismo,manifestaciones de dominación, impedimentos a la democracia de clase,manifestaciones de individualismo, expresiones de pasividad colectiva, en fin,trancarle el camino a todos los elementos de la cultura burguesa, porque estaperdurará por cierto tiempo en la conciencia de nosotros.

2.- Luchar por la Construcción de la Sociedad Socialistaen el plano económico.

Desdeel mismo momento en que iniciemos la Conformación de Consejos de Trabajadores, debemossaber que estos son instrumentos orgánicos de la sociedad socialista y que a suinterior no caben manifestaciones de las relaciones capitalistas. Es su objetivo,conducirnos hasta la sociedad sin clases.

LosConsejos de Trabajadores, como nuestros instrumentos para la lucha revolucionaria,tienen un tiempo histórico limitado, son los órganos políticos y económicos detransición hasta el logro de la Sociedad Comunal. Sus acciones en el caso venezolano, deben tener elnervio y el temple socialista que garantice el éxito de este período detransición, impidiendo que se impongan los criterios burocráticos y pequeñosburgueses que juegan dentro del Estado a darle prioridad a su papel por encimade los trabajadores. En las empresas nacionalizadas, es decir, estatizadas, losConsejos de Trabajadores, no deben dejarse arrebatar la iniciativa de laburocracia que está dominada por los hábitos burgueses impregnados a través delas diferencias técnicas del trabajo y la excesiva importancia que se le da altrabajo intelectual en el capitalismo.

Enestas empresas, los Consejos de Trabajadores apoyados en su autonomía, tienenque disputarle la hegemonía a la burocracia que por lo que vemos parecetornarse en inevitable este conflicto, como expresión de la lucha de clases enlas condiciones actuales de la revolución venezolana. No pueden reducir suactuación a la mera Contraloría a posteriori de lo que se haga en esas empresasde todos los venezolanos. Es necesario participar en la organización deltrabajo ya sin la presencia directa de los capitalistas, porque podemos dejarleesta última función a los funcionarios gerentes – directores, que con seguridadnos conducirá a la instauración de un Capitalismo de Estado, desplazandonuestro papel como clase revolucionaria. Es imprescindible el control directode la producción por parte los trabajadores, con modelos de gestión colectivosde donde salgan la organización de las diversas actividades productivas, susejecutores y coordinadores. Al interior de las empresas los Consejos deTrabajadores deben promover la cooperación y la disciplina laboral concientes,la alegría y el entusiasmo por auto servirnos como clase, porque estamos enpresencia de una nueva comunidad laboral. Las normas operativas y tiempos dejornadas de trabajo, deben salir de los propios Consejos de Trabajadores.

LosConsejos de Trabajadores tampoco surgen para realizarle la tarea del capital,nacen para tomar posesión de los medios de producción a nombre de la sociedadlaboral en su conjunto. Es un rol que no se puede dejar arrebatar con modelosde co – gestión, ni publica, ni privada, donde van a jugar el papel de simplesaccesorios de una junta directiva, donde a pesar de existir representantes delos trabajadores, estos actúan en condición de minusvalía con relación a losfuncionarios del Estado en el caso de que sea pública y de accesorio delcapital en el caso de que sea privado. Con el capital nada, y con el Estado queplantea la revolución, establecer relaciones de respeto mutuo, ya que lostrabajadores de una determinada empresa no la toman para si, sino que seposesiona para usarla al servicio de toda la sociedad laboral (socialista) ydel pueblo en general. En las condiciones actuales de la revolución venezolana lapropiedad general la ejercerá el Estado, el cual progresivamente tiene que serun Estado Consejario, es decir, un NO ESTADO. Para ello, es necesario que elEstado actual, tenga en su interior espacios donde los trabajadores tenganpoder de decisión a través de los Consejos de Trabajadores. La propiedad de lasempresas la ejercerá transitoriamente el Estado a nombre de toda la sociedad,pero el derecho al uso, lo tendrán los trabajadores con sus organizacionesautónomas. No puede ser-cogestionaria la relación Estado – Trabajadores, en lasempresas que están pasando a manos del Estado, ni tampoco, en las empresas quelos trabajadores tomen para reactivarlas. Esta relación tiene la mismaconnotación patronal que tienen los trabajadores con los capitalistas. En estecaso, el papel de estos últimos, lo asumen los funcionarios del Estado.

ElEstado, tiene que garantizar que los trabajadores de una empresa de este tipo, NOse apropien de ella de una manera particular y que estos quieran actuarexclusivamente en su beneficio. Para ello se establecerán normas regulatorias,mecanismos de vigilancia estatal, procesos contralores del Estado donde se fijenlos mecanismos de Distribución de la riqueza creada, precisar responsabilidadescon los planes de la Nación,regionales y locales, donde deben participar los trabajadores en su elaboración.El Estado debe evitar la autarquía que podría llevarnos a la disolución comonación

LosConsejos de Trabajadores, deben garantizar la producción requerida dentro delos planes, respeto por las normas regulatorias que señalamos anteriormente. Laautogestión de las empresas a través de los Consejos de Trabajadores, no esaislada y forma parte del poderoso mecanismo económico que hay que crear paraalcanzar los mayores niveles de felicidad para todos los venezolanos y poner encamino la solidaridad con otros pueblos del mundo que luchan por suemancipación.

Elgobierno revolucionario está para permitir que este proceso se de sinobstáculos burocráticos de ningún tipo, a sabiendas que esta es la verdaderavía para llegar al socialismo. El, Tiene sus funciones y no son precisamentelas de controlar monopólicamente los medios de producción o establecercomplicadas mediaciones entre el trabajo y los medios de ejecución de la laborproductiva, para que no den origen a otra forma de manifestarse las relacionesde producción capitalistas, pero que disfrazan con el nombre de socialistas.

LosConsejos de trabajadores son conformados para participar en la planificación dela producción y demás actividades que se dan en todo el proceso productivo,(Producción – Distribución de excedentes – Circulación de los bienes –Consumo). Es necesario introducir en esas discusiones, la critica del modelo dela Distribuciónde Excedentes impuesto por las relaciones capitalistas y definido en la formade Ganancia, Renta, Intereses y Salarios. En esta discusión, llevarproposiciones que conduzcan a la desaparición de la relación capital - trabajoexpresada en ese modelo de distribución. Esta propuesta de hacer desaparecer elsalario y el capital, puede darse a partir de Fondos, entre los que seencontrarían el Fondo de Consumo Social de Todos los Trabajadores y demásfondos que necesita el humano para su bienestar, a la vez que de los fondos requeridospara la reproducción de la sociedad basada en las relaciones sociales deproducción socialistas. Recomendamos a los trabajadores la lectura del libro deCarlos Marx, “Crítica al Programa de Gotha”, donde este pensador revolucionariohace una propuesta de distribución de los excedentes distinta a la impuesta porel capitalismo.

Lasrelaciones laborales al interior de esas empresas, tienen que estar signadaspor la ruptura con los criterios del Fordismo, el Taylorismo y el Toyotismo,basados en procesos que intensifican la jornada de trabajo para lograr mayorproductividad de este. Recordemos que nuestros objetivos no son la máximaganancia, sino los mayores grados de felicidad humana posible. Se debepromover, fórmulas científicas de control que se incluyan registros diarios,tiempos de cada proceso para medirlos con los tiempos generales de producción,balances de materia prima, máquinas, donde toda esta información esté a disposiciónde los trabajadores.

Lasfábricas que han sido tomadas por los trabajadores, deben crear su Consejo deTrabajadores donde se apliquen las mismas medidas que expusimos para lasempresas nacionalizadas, recordando que estos actos de nacionalización noconducen necesariamente hacia el socialismo, porque simplemente son accionespara anular la intervención de los capitalistas, luego tendrá que darse laentrega de estas empresas a Los Consejos de Trabajadores en condición deposesión y no de propiedad, para que pueda realizarse el proceso desocialización de los medios de producción.

 

 

3.- Luchar por crear las bases de la Sociedad Comunal.

 

Noestán separadas, la anterior lucha, con la tarea de constituir una Sociedadbasada en las relaciones Comunales. En nuestra revolución Consejos deTrabajadores y Comuna marchan juntos. Así como la sociedad capitalista tienesus espacios donde desarrolla sus relaciones, la Comuna es el espacio dondelos trabajadores desarrollan su emancipación plena. La Comuna estará constituida por un grupo de sereshumanos comúnmente ubicados espacialmente en un mismo territorio; donde laposesión de la tierra es común y por supuesto su uso es común. Se tiene laposesión común de otros medios de producción como edificios, maquinas, equipos;la producción de riqueza social y la distribución de esta se hace en formacomún tomando en cuenta las desigualdades humanas para una justa distribución;hay intereses comunes, lazos de solidaridad permanentes, arraigos históricos yculturales sólidos y estables, cooperación consciente y autogestionaria;principios de apoyo y ayuda mutua; es decir, vida permanentemente común conbases productivas y sociales reales para ser comunidad y reproducirse comocomunidad en forma continua.

Los Consejos de Trabajadores de un determinadoterritorio, seguirían en su carácter de comuneros, administrando a nombre de la Comuna la empresa oempresas que la Comunaposee. El proceso de transitoriedad de los Consejos, culminaría con laconformación de la sociedad comunal que cubriría todo el territorio y abarcaríatodos los componentes de la vida humana y sus correspondientes relaciones conla naturaleza, establecidas con el mayor de los respetos por nuestra PachaMama.

En ese proceso de transitoriedad, los Consejos deTrabajadores tendrán como tarea la conformación de Comunas por todo el paíshasta convertir a estos espacios en la relación social imperante, eliminandodefinitivamente todo rasgo de relación capitalista. Es esta la manera como lostrabajadores asumirán la dirección plena del proceso revolucionario. No podemoscircunscribirnos a nuestros sitios de trabajo, tenemos que actuar donde tenemosnuestras viviendas y promover la unidad de los trabajadores en la ciudad y elcampo, así como participar en las diversas actividades que el mundo encomunidad necesita desarrollar.

 

La Organización delos Consejos de Trabajadores

 

LosConsejos de Trabajadores son instrumentos del nuevo poder, el de lostrabajadores y que por supuesto, no se comparte. En nuestras condiciones, dondela revolución es predominante pacífica y el gobierno, llama a la construccióndel Socialismo, los Consejos de Trabajadores tienen dos vertientes de acción:una, los Consejos de los Organismos y Empresas del Estado, y dos, las empresasen manos del capital privado.

Aunquetienen sus diferencias, en los dos casos, como sabemos, los medios deproducción están divorciados del trabajo. Por un lado, están las empresasnacionalizadas y las fábricas tomadas por los trabajadores, pero administradaspor el Estado y por otro lado, las empresas capitalistas controladas por loscapitalistas. En ambos casos, hasta ahora existe una relación laboral dirigidapor el salario, indicando que aún estamos en relaciones de tipo capitalistadonde el trabajo es comandado en un caso por funcionarios del Estadopropietario, y en el otro directamente por el capital o por sus funcionarios.

Dadoque tenemos un gobierno aliado, moviéndose dentro de unos parámetros burguesesy con fuerte oposición burguesa, tanto interna como externa, los Consejos deTrabajadores tienen que moverse tomando en cuenta esta situación, pero sinceder en ningún momento en sus principios de clase. A pesar del escenario enque se mueve el gobierno, las tareas liberadoras del yugo salarial impuesto porel capital, sigue siendo nuestro objetivo central y esto hay que dejarlo bienclaro ante los funcionarios del Estado que nos quieren imponer la mismarelación que nos impone el capital. Los Consejos de Trabajadores, son elinstrumento político - económico de la clase y esto no podemos hipotecarlo, ymenos, ante las actitudes burocráticas y chantajistas de ciertos funcionariosque se han apropiado del control del Estado.

Vamosa ver primeramente, el tipo de Organización que proponemos para los Organismosdel Estado y para las empresas que nacionalizadas están bajo el dominio de esteente político. Los Trabajadores de lo Ministerios, entes autónomos, organismosregionales, (Gobernaciones) entes locales, (Alcaldías y Municipios) otrosorganismos de los demás poderes (Legislativo, Judicial, Moral y Electoral),tienen que constituir Consejos de Trabajadores para ponerse a tono con laestrategia revolucionaria definida por la vía Consejaria y Comunal.

Direcciones,Gerencias, Divisiones, Departamentos, Unidades, pueden convertirse en Consejosde Trabajadores, organizados a partir de Comités por actividad, partiendo de lomás sencillo a lo más complejo, es decir, con Voceros (varios por Comité) concarácter rotatorio y revocables, con tiempo limitado, que van a Integrar la Asamblea del Consejo deTrabajadores de determinada institución.

Desdeesta Asamblea, se puede crear un Comité de Coordinación del Consejo deTrabajadores, también revocable, rotatorio y con tiempo definido. Este Comitéde Coordinación puede estar integrado también por los Ministros y Directores nombradospor el Ejecutivo, o los funcionarios elegidos por el parlamento, concientes queeste modelo es transitorio, hasta el momento en que los propios Consejos vayanprogresando como instrumentos definitivos de poder de los trabajadores.

Desdeeste modelo provisional se definirán las diversas políticas del Estado y podráaplicarse como modelo en las instancias locales y regionales.

Creadaslas Comunas, se iniciaría un proceso de Federar Comunalmente a todo elterritorio, para lo cual se crearían instancias administrativas y de gestión yadirectamente comunales, que por lógica histórica debería ser federativa.

Lasempresas en manos del Estado, partirían de los mismo principios, aplicados a sucondición de productoras de bienes materiales y engarzadas al plan general dela nación. En la sociedad Comunal, pasarían a ser utilizadas y administradaspor la Confederaciónde Comunas de Venezuela, que sería el órgano administrativo general integradopor voceros, Confederaciones comunales de las regiones que a la vez estaríanintegradas por las Confederaciones de Comunas Locales.

Enlas empresas en manos del Capital privado, la lucha tiene el sentido dearrebatar el control de los medios de producción a los capitalistas. Organizara los trabajadores en su forma de Consejo, implica presionar a través de losSindicatos, por obtener una mayor participación en la obtención de los excedentesproducidos, a la vez que luchamos por la toma del poder político por parte delos trabajadores.

ElConsejo de Trabajadores, se hará a partir de organizar los Comités poractividad y estos como conjunto constituirán el Consejo de Trabajadores de laempresa. Estos Consejos, tendrán que buscar la unidad con los Consejos deTrabajadores por rama o sector, para crear una organización de integración quetenga el modelo federativo como norma de funcionamiento. Así iremos conformandouna organización más amplia que le tomen las formas de Federación y Confederación.Un Ejemplo sería, los Consejos de Trabajadores de Cadafe y de la Electricidad deCaracas, más los otros Consejos de Trabajadores de otras empresas de la Energía, constituiríamos la Federación de Consejosde Trabajadores de la Energía,que se regirían por los mismos principios que los que rigen los Consejos detrabajadores de Fábrica  o empresa. Estafórmula federativa debe ser aplicada a las instituciones del Estado y a lasempresas que están en manos de él.

Laorganización de fábrica elige de símisma un número de voceros de fábrica,que se juzguen necesarios de acuerdo con su tamaño y tipo de fábrica. Ellosencarnan la coordinación del consejoobrero particular, que tiene que regular todos los asuntos de acuerdo con todoslos miembros del Consejo de Trabajadores.

Laestructura de la Organizaciónde consejos)

 

Cadaorganización de fábrica, área de residencia o grupo industrial, tiene que enviar unnúmero determinado de voceros de fábrica al cuerpoFederado por rama y sector. Su número puede regularse de tiempo en tiemposegún un plan uniforme adaptado a consideraciones prácticas, tomando en cuentalos tamaños de las fábricas.

Pararegionalizar los Consejos y sus distintas federaciones, podrán en un comienzocrear las Federaciones de Consejos de Trabajadores por Parroquia hasta llegar ala Confederaciónpor Municipio. Recordemos, que los Consejos son los instrumentos de Poderpolítico de los trabajadores y además, que tienen carácter transitorio hastaque la Sociedad Comunalhaya desplazado totalmente a la Sociedad Capitalista.

Estemodelo Consejario, irá sustituyendo progresivamente el Modelo del EstadoBurgués, le ira copando sus espacios, lo cual conduce inevitablemente a unanueva territorialidad que permita desarrollar la democracia de lostrabajadores, ya que la existente actualmente, es la forma idónea para que elcapitalismo ejerza su modelo de democracia (representativa) en la cual imponesu dictadura sobre el resto de la sociedad. En nuestro caso, estamosproponiendo la conformación de una realidad que permita la Democracia Directa,sin más intermediaciones que las propuestas dadas por la dinámica de unasociedad comunal.

Lavida de los Consejos de Trabajadores, implica una actitud más viva de los propiostrabajadores. Se necesita su más amplia participación, empujada por lanecesidad de ser los reales sujetos de la revolución. Los Consejos necesitandiscutirlo todo y decidir sobre todo, poner en marcha y evaluar los procesos enforma colectiva. Aparte de las reuniones de los Consejos de Empresa, es necesario,las reuniones por rama, por sector, por localidad, región y nacional, de dondesaldrán las distintas instancias de coordinación. Las reuniones locales eligensus Conejos de Coordinación loca, los regionales lo mismo, hasta que en lasConferencias o Congresos nacionales, se elige el Consejo Nacional de losConsejos de Trabajadores del País. Sin olvidar los tiempos limitados de losvoceros que salgan electos, regidos por el principio de rotatividad yrevocación.

LosConsejos de Trabajadores tendrán siempre presente la premisa enseñada por lostrabajadores de la Comunade París. Ellos nos enseñaron que era necesario destruir resueltamente lamáquina burocrático-militar, en lugar de transferirla de unas manos a otras, siquerían alcanzar una "auténticarevolución popular".

Tambiéndebemos tener plena conciencia que en un primer momento, las tareas quedefinimos para la clase trabajadora, serán asumidas por los más concientes ydispuestos a realizarlas, pero que esto no es suficiente. Quienes toman lainiciativa tienen que realizar los mayores esfuerzos por la incorporación detodos los trabajadores, sin discriminaciones ni político – partidistas, nireligiosas, menos de color de piel y lengua. Darle coherencia a los Consejos deTrabajadores como organización de toda la clase, no de un sector en particular,con intereses distintos a los intereses de la clase trabajadora.

Culminemoscon una cita de uno de los dirigentes de la revolución rusa, (Radek) para dejarclaro en este material sobre la importancia que tiene la fuerza de la claseobrera organizada en los Consejos de Trabajadores

"El partido siempre puede apelar únicamenteal obrero más experimentado y lúcido. Esto muestra un largo camino, amplioshorizontes, presupone un cierto nivel de conciencia proletaria. El sindicatoapela a las necesidades más directas de la masa, pero la organiza porocupaciones, en el mejor de los casos por ramas industriales, no como clase. Enel período de desarrollo pacífico sólo las filas al frente del proletariado sonconscientes de su clase. La revolución consiste, sin embargo, en que las capasmás amplias del proletariado, incluso aquellas que hasta ahora han visto lapolítica con hostilidad, sean sacudidas de su reposo y prendidas por unfermento profundo... La clase obrera siente instintivamente que puede triunfarcomo clase. Busca organizarse como clase. Y este sentimiento, de que sólo puedeconquistar como clase, de que los esfuerzos de sus oponentes que se agrupanalrededor de un sólo partido no pueden ser victoriosos, es tan grande que, concada extensión de la libertad de agitación para las consignas del partido,incluso las secciones más avanzadas del proletariado, cuyos esfuerzos van máslejos de lo que los deseos momentáneos de su clase, se someten a laorganización de clase en los días decisivos. Lo hacen a partir de una visiónmás clara de la naturaleza de la revolución proletaria. En la época pacíficadel movimiento, la vanguardia proletaria se fija objetivos políticosestrechamente limitados, para cuya consecución la fuerza del conjunto de laclase no es absolutamente necesaria. La revolución sitúa la cuestión de laconquista del poder en el orden del día. Para ello, las energías de lavanguardia no son adecuadas. Los Consejos Obreros se convierten de este modo enel suelo sobre el cual la clase obrera se une. El proletariado mundial,para transportarse ellos mismos --ysolamente ellos-- al poder económico y político en todas partes donde larevolución proletaria está empezando a desarrollarse, antes, durante y despuésde las luchas tendrán que crear ConsejosObreros en las municipalidades, los distritos, las provincias, las áreasdel país y las naciones.

Comentarios

esta informacion esta bien nos intersa pero como se forman se usa la misma estructura de un consejo comunal y que vocerias se crean para esta tipo de consejo gracias

SOLO ASI AREMOS REALIDAD EL SUEÑO DE BOLIVAR EL SOCIALISMO DEL SIGLO 21, PALANTE CAMARADAS,,,

SOLO ASI AREMOS REALIDAD EL SUEÑO DE BOLIVAR EL SOCIALISMO DEL SIGLO 21, PALANTE CAMARADAS,,,

Necesito un modelo para elaborar un consejo de trabajadores

esto es algo muy bueno para todos los trabajadores si tienen todo material ,como crear el consejos de trabajadores ... SE LO AGRADECERIA

El documento que proporciona es de gran ayuda, puesto que en el lugar donde laboro se esta por crear el "Consejo de Trabajador@s", pero necesitamos que se coadyuve con un modelo / formato de estatutos o de acta constitutiva de este Consejo, visto que tenemos la idea central en funcion de nuestro ejercicio laboral, pero es un poco complejo iniciar. Por al motivo solicito que se nos colabore a la brevedad posible. totalmente agradecida :)...

En revolucion y con la revolucion todo tiene que hacerse bien por tal motivo necesito que me faciliten el modelo o acta constitutiva para la creasion de un consejo de trabajadores dependente de la alcaldia, altamente se lo agracezco.- pedro leiva

solisito su ayuda para conformar un consejo de trabajadores el cual tiene una poblacion de 290 personas entre hombres y mujeres. gracias

Me parece fantastico soy lic en enfermeria desde hace 33 años estoy activa y quisiera tener herramientas para montar el consejo de trabjadores en el hosp psiquiatrica y lidice gracias

esta muy bien el contenido es de mucho todo lo relacionado,esto nos servira para todo lo que estamos buscando de organizar los trabajadores del hospital cardiologico infantil dr gilberto rodriguez ochoa, pero tenemos un ostaculo que es su directora que no quiere que nos ornicemos por que quiere hacer con el hospital lo que a ella le de la gtana

Añadir un Comentario: